BIENVENIDOS A NUESTRO BLOG

Guía de consejos para el peregrino


¿Estás pensando en hacer el Camino de Santiago? ¿Buscas información sobre el Camino Primitivo de Santiago? Si has llegado hasta este artículo la respuesta a estas preguntas, seguramente, es que sí (o por lo menos estás valorando esta posibilidad). Para ayudar a gente como tú, en Camino de Asturias hemos creado esta guía de consejos para el peregrino, con la esperanza de que sirva de ayuda a la hora de planificar tu Camino de Santiago y a prepararte para tu peregrinación a Santiago. Como peregrino novel, debes de tener en cuenta que estos consejos no están hechos a medida. Simplemente queremos ofrecerte unas pinceladas que te ayuden a afrontar el Camino de Santiago sin más preocupaciones que la de disfrutar de la ruta, sus gentes y, como no, de ti mismo. Si ya eres un peregrino experimentado, probablemente ya tengas en la cabeza parte de estos consejos y sepas como adaptarlos mejor a tus condiciones, e incluso, puedas ayudar a otros peregrinos con tu experiencia. Si es así, agradecemos que nos dejes tus comentarios al final de este artículo. A continuación encontrarás información sobre las rutas del Camino de Santiago, consejos sobre la preparación previa, qué incluir en tu equipaje y otros aspectos que consideramos básicos.

Bien, ¿Preparado para el Camino? Vamos a ello…

LAS RUTAS DEL CAMINO DE SANTIAGO:

Como puede que ya sepas, el Camino de Santiago, no es un único camino. En realidad se trata de una red compuesta de varias rutas, todas ellas establecidas y señalizadas, que encauzan a los peregrinos por los diversos caminos que antaño se tomaban. Aunque si bien es cierto que el verdadero Camino tenía su inicio en el umbral de la casa de cada uno, a lo largo de los siglos los peregrinos fueron confluyendo en la mayoría de los Caminos que actualmente conocemos. En la actualidad, algunos peregrinos se desplacen cientos de kilómetros para realizar una determinada ruta e incluso repiten experiencia años tras año, añadiendo nuevos itinerarios a su peregrinación personal.

Se puede encontrar numerosa información de cada una de las rutas en libros (recuerda que la primera guía de viajes sobre el Camino de Santiago se remonta al siglo XII, con el Códice Calixtino), en páginas web, foros de viajes, redes sociales... En Camino de Asturias somos especialistas en el Camino Primitivo y por eso te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía-itinerario del Camino Primitivo, que de manera ampliada (incluyendo también mapas y perfiles como los que encontrarás más abajo) ofrecemos a todos los viajeros que contraten alguno de nuestros viajes.

ÉPOCA DEL VIAJE:

Aunque el Camino de Santiago es una actividad que se puede realizar durante todo el año, la elección de la fechas en la que piensas viajar será determinante en tu planificación. De ello dependerá la elección de tu equipaje, los alojamientos y horarios de travesía. Obviamente, la época del año en la que realices tu peregrinación también influirá en los paisajes que te encuentres, sobre todo en las rutas del norte, mucho más influenciadas por la estacionalidad.

Si decides hacer el Camino Primitivo entre enero y marzo, es posible que, a tu paso por los puertos de montaña de Asturias, te encuentres con la nieve y tu equipaje se verá afectado, siendo más voluminoso y pesado, al tener que llevar ropa de invierno. Si por el contrario tienes pensado hacer tu viaje de mayo en adelante, podrás olvidarte de abrigos muy pesados, bufandas y guantes, en favor de pantalones cortos y camisetas ligeras. Recuerda que los Caminos del Norte, recorren la España verde, por lo que en cualquier estación del año (sobre todo primavera, otoño) puedes encontrarte con la presencia de lluvia y barro, siendo fundamental que añadas buen calzado y alguna capa impermeable a tu equipaje. Mayo y septiembre son, en nuestra opinión, los mejores meses para realizar el Camino Primitivo ya que suelen dar algo más de tregua con el calor y la lluvia, aunque ya sabes que esto no es una ciencia exacta. En los caminos que llegan a Santiago por la meseta, las lluvias son menos frecuentes aunque el frío de la madrugada y el calor extremo del resto del día pueden hacerte pasar una mala jornada. Es muy importante que madrugues en los días calurosos y no olvides llevar una gorra o sombrero y un buen protector solar.

Lo mismo ocurre con los alojamientos ya que, en épocas de invierno, alguno de los albergues (sobre todo privados) cierran o se encuentran bajo un mantenimiento mínimo, siendo por ello importante que planifiques mejor tus etapas. En los meses de temporada alta puede que te encuentres con muchos peregrinos y quizás sea más difícil a la hora de encontrar alojamiento si no has reservado con antelación. Recuerda que en los albergues públicos no se puede reservar, llenando sus plazas en riguroso orden de llegada y dando preferencia a los peregrinos que hacen el camino a pie, sobre los que lo hacen en bici y a caballo. Por suerte, en el Camino Primitivo aún no existe la sobresaturación de peregrinos que existe en el Francés, siendo mucho más tranquilo y relajante en temporada alta.

En Camino de Asturias trabajamos en colaboración con una red de establecimientos de confianza, para asegurarnos de que, al final de cada etapa, siempre tengas tu cama preparada. Tanto en los albergues como hoteles de más categoría, sabemos que serás recibido por los hospitaleros con atención y cariño, haciendo que tú experiencia en el Camino de Santiago sea la mejor posible.

PREPARACIÓN FÍSICA PARA EL CAMINO:

Hay varias formas de hacer el Camino de Santiago: a pie, en bicicleta, a caballo... Cada una requiere de un cierto esfuerzo, que puede ser mayor o menor, en función de tu condición física, la distancia y el desnivel de cada etapa, e incluso de la climatología que nos encontremos. Sin embargo, hay que destacar que el Camino de Santiago es una actividad apta para todo tipo de personas, desde niños hasta gente de avanzada edad. siempre y cuando adaptemos adecuadamente las etapas a nuestras capacidades.

Si no te mantienes en forma habitualmente, es recomendable que adquieras una rutina de trabajo con al menos 8-10 semanas de antelación. Si lo consideras, acude a un profesional o a tu médico de confianza, que estudie tu condición y que te aconseje cómo empezar y a qué ritmo progresar. Si optas por hacer el Camino de Santiago a pie, un buen punto de partida sería comenzar con caminatas cortas, alargando las distancias a medida de que pasan los días. Podrías empezar dos o tres veces por semana y aumentando la frecuencia en las últimas semanas. También podrías completar tu puesta apunto incluyendo alguna ruta de montaña que se adecue a tu nivel.

Recuerda que el Camino Primitivo tiene varias etapas exigentes, que pondrán a prueba tanto tu resistencia como tu fuerza de voluntad. No dudes anticiparte y llegar con una cierta preparación que te ayudará a hacer la ruta más fácil y poder concentrarte en disfrutar de su belleza y sus gentes. De todas formas, no conviene alarmarse ya que miles de peregrinos, de toda forma y condición, consiguen llegar a Santiago de Compostela cada año. En Camino de Asturias queremos que tu experiencia sea inolvidable y a tu medida, por eso te ofrecemos viajes personalizados de acuerdo a tu capacidades, tu disponibilidad y/o tus deseos, haciendo etapas más largas o más cortas, según sea necesario,

LAS ETAPAS DEL CAMINO DE SANTIAGO:

A medida que se va acercando la fecha, debemos planificar y tener claro las etapas que haremos cada día. Esta planificación estará relacionada con la ruta que queramos hacer, los días de los que dispongamos, nuestra condición física y el punto de partida desde el que queremos comenzar nuestra aventura. Cada peregrino debe hacer el Camino a su manera, sin presiones ni obligaciones. En la ruta podrás encontrarte con peregrinos que llegan a caminar más de 40 kilómetros por etapa y también a otros que prefieren un ritmo más lento, caminando no más de 15 kilómetros por día.

El Camino Primitivo, desde Oviedo a Santiago de Compostela, son aproximadamente 315 km que se pueden hacer cómodamente en unas dos semanas, en etapas de unos 24 kilómetros de media. Aunque casi todos los peregrinos suelen seguir ciertas etapas ya definidas, al final, cada cual es dueño de sí mismo y somos nosotros los que debemos decidir nuestro propio Camino, Dicho esto, hay que tener en mente que estas rutas se fueron definiendo a lo largo de los siglos, buscando acercar al peregrino las bondades de cada zona y estableciéndose casi de forma natural, atendiendo a factores como la distancia o los servicios básicos necesarios al final de cada etapa.

Nuestra recomendación es que sigas tu propio ritmo y que dosifiques tus esfuerzos si es necesario. Combina etapas medias y moderadas, alguna más liviana, para afrontar posteriormente las exigentes un poco más habituado a caminar, repitiendo la secuencia en la segunda parte del trayecto. En nuestro itinerario sugerido del Camino Primitivo podrás encontrar más información sobre las etapas. Recuerda que todos nuestros paquetes de viaje incluyen un dossier informativo personalizado en donde encontrarás todo lo que necesitas saber de cada etapa, con anotaciones culturales, históricas y gastronómicas, además de una descripción detallada de la ruta acompañada con mapas y perfiles, para que realices tu Camino con tranquilidad, seguridad y confianza.

EL EQUIPAJE EN EL CAMINO DE SANTIAGO:

En este aspecto nos encontramos con un mundo de posibilidades en lo que se refiere a ropa, calzado y complementos que cada peregrino lleva. Pero si hay algo en lo que todos los peregrinos coinciden es en que hay que prescindir de todo lo innecesario, ya que el peso acaba pasando factura. La mejor idea es siempre viajar lo más ligero posible. Lógicamente, como indicábamos antes con otros consejos, la elección del equipaje está supeditada a la época en la que realicemos el Camino, a la longitud del mismo y a nuestra condición.

Aunque no podemos hacer tu mochila, si nos gustaría destacar varios aspectos que debes tener en consideración:

  • Calzado: Se podría considerar como la parte fundamental de nuestro Camino. Nunca nuevo, debe ser cómodo, poco rígido y que nos sujete bien el pie. Botas de montaña que sean impermeables y calientes para los meses fríos y zapatillas deportivas, también de montaña, para meses de más calor. Intenta usarlos con anterioridad y hacerlos a tus pies. Sería perfecto que los usases en la puesta a punto de tu condición física antes de comenzar el camino. Asimismo, es muy recomendable llevar un calzado para el descanso después de cada ruta, tipo chanclas, zapatillas, alpargatas o similar.

  • Pantalones: En la misma tónica que con el calzado. En meses de invierno, que nos protejan térmicamente y sean cómodos. Mientras que en meses de temperatura moderada sean más ligeros y frescos. Recuerda, que el Camino Primitivo, transcurre por zonas montañosas, que aunque son caminos limpios, es posible que te encuentres ramas y arbustos en tu camino. Una buena opción serán los pantalones desmontables multibolsillos, Un traje de baño en verano te dará opción a disfrutar de ríos y piscinas. Un par de pantalones de este tipo, o un pantalón y un chándal cómodo pueden ser más que suficientes.

  • Camisetas y sudaderas: La ropa técnica absorbe mucho mejor la transpiración y puede secarse mucho más rápido que las prendas de algodón, más recomendables para descansar después de cada etapa. Con dos o tres camisetas será más que suficiente ya que, de ser necesario, podremos hacer colada todas las etapas que necesitemos. Una sudadera cómoda y/o un forro polar es fundamental para combatir el frío de las mañanas, los pasos de montaña y en los meses más fríos.

  • Ropa interior y calcetines: Cuanto más cómoda y suave mejor. Lo más recomendable son las prendas de tipo sintética y técnico, que son mejores para absorber la humedad, secan más rápido, etc. Recuerda que no te hace falta llevar un recambio por día ya que muchos albergues cuentan con lavadoras y/o secadoras.

  • Cortavientos o chaqueta impermeable: Sea cual sea la estación del año, nunca está de más llevar una buena capa impermeable, sobre todo viajando en esta parte norte de la Península, en la que son habituales los cambios bruscos de tiempo. Además, una capa extra ligera siempre ayuda a mejorar el aislamiento térmico, siendo ideal en días fríos y con viento.

  • Sombrero: Es muy importante proteger nuestra cabeza en invierno del frío, y sobre todo, en verano, del calor y del sol. No te olvides, sea cual sea la fecha de tu viaje, de una buena gorra, sombrero o pañuelo que te proteja.

  • Saco de dormir y toallas: Aunque en muchos de los albergues y pensiones se incluyen un juego de sábanas o cubre colchón y una manta, es útil llevar un saco de dormir, cuanto más compacto y ligero mejor. También es recomendable una toalla ligera y de secado rápido, aunque en muchos de los alojamientos pueden incluirla. En todos los alojamientos se incluye una funda de almohada, de tipo desechable, por lo que no consideramos que sea necesario incluir una en nuestro equipaje.

  • Herramientas: Es indispensable incluir una linterna-lámpara tipo frontal, para la noches en los albergues o si nos gusta caminar antes del amanecer. Además recomendamos incluir una navaja multiusos, un corta-uñas, mechero, unas pocas pinzas de tender la ropa y un pequeño set de costura que incluya agujas e hilo. Los tapones para los oídos pueden ser un complemento útil en el caso de que tengamos el sueño ligero. El bastón para caminar y la cámara de fotos son opcionales según el criterio de cada peregrino.

  • Botiquín: un botiquín con productos básicos es fundamental. No podemos olvidar el protector solar, productos de aseo básicos, las tiritas o bandas protectoras tipo compeed, algún analgésico y/o antiinflamatorio, gasas, esparadrapo, antiséptico como betadine y algún tipo de vaselina, para proteger nuestros pies en caso de ser propensos a las famosas ampollas. De cualquier forma, encontraremos farmacias a lo largo del camino en caso de necesidad.

  • .Otros: Además de la documentación (DNI y tarjeta sanitaria), será necesario llevar suficiente dinero en efectivo para todo el recorrido o en su defecto, una tarjeta bancaria que nos permita sacar dinero cuando lo necesitemos. No podemos olvidar tampoco del teléfono móvil y su cargador.

Todo esto deberá entrarte en una mochila, que a poder ser, debiera llevar sus correspondientes refuerzos acolchados en espalda y lumbares, amarres en cintura y/o pecho y bolsillos. Recuerda que el peso recomendado de una mochila para adultos no debería superar el 10% de nuestro peso.

Sabemos que es complicado hacer un equipaje perfecto, sobre todo, si es tu primera vez. Por ello, en Camino de Asturias, te damos varias opciones para ayudarte si no fue posible reducir el peso de tu mochila o simplemente quieres caminar más ligero. Nosotros te organizamos el transporte de equipaje, y si sois un grupo, te ofrecemos la posibilidad de incluir vehículo de asistencia con acompañante especialista en el camino que, además de transportar las mochilas, se encargará de que no os perdáis lo mejor de cada etapa.

LA CREDENCIAL DEL PEREGRINO Y LA COMPOSTELA:

Creada en 1987 por los Amigos del Camino de Santiago y homologada por la Catedral de Santiago, la credencial del peregrino es distribuida en los principales puntos de partida de las rutas. Se puede conseguir en albergues de peregrinos públicos, iglesias e oficinas de información turística. La credencial tiene como fin acreditarnos como peregrinos y nos permite obtener una serie de privilegios, siendo necesaria para pernoctar en los albergues públicos y obtener algunos beneficios exclusivos de los peregrinos.

En ella iremos colocando sellos y firmas con fecha, que darán testimonio de cada una de nuestras etapas. Una ley no escrita dice que son necesarios al menos dos sellos por etapa, algo que no será muy difícil de conseguir porque prácticamente en todas las iglesias, museos, bares, restaurantes y tiendas que se encuentran en el Camino de Santiago se podrá sellar nuestra credencial. Una vez ya en Santiago, gracias a ésta podremos obtener la Compostela, el documento oficial que nos certifica como peregrinos, siendo necesario para su obtención haber cubierto al menos 100 km del Camino si se hace a pie o a caballo, y 200 km si se hace en bici. En el año 2018 se entregaron más de 300.000 Compostelas a todos los peregrinos que llegan por los diversos Caminos de Santiago.

LOS ALOJAMIENTOS DEL CAMINO DE SANTIAGO:

Desde los inicios del Camino, los peregrinos se hospedaban en monasterios o en casas de gente hospitalaria y, más adelante, en los hospitales de peregrinos que surgieron con el desarrollo del Camino de Santiago. Con el paso del tiempo estos primeros alojamientos se transforman y surge lo que hoy entendemos como albergues de peregrinos.

Los albergues son los alojamientos más comunes que te encontrarás en los diferentes Caminos y los podemos dividir básicamente en dos tipos: privados y públicos. Ambos son bastante económicos y se diferencian básicamente en que los públicos son un poco más baratos y no se pueden reservar con antelación. Los albergues públicos se van llenando por riguroso orden de llegada y por lo tanto, en determinados Caminos y en determinados meses del año, se complica la tarea de asegurarte cama en los mismos. Por el contrario, los albergues privados, aunque son ligeramente más caros, permiten formalizar tu reserva con antelación y suelen contar con más comodidades que los públicos.

Además de albergues, en el Camino de Santiago encontrarás una amplia oferta de pensiones, hoteles rurales, casonas asturianas y pazos gallegos e incluso paradores nacionales de categoría superior. Su funcionamiento es el habitual de cualquier establecimiento hotelero, permitiendo la reserva con antelación y ofreciendo mayor o menor confort dependiendo de la categoría de cada alojamiento. Como te comentábamos anteriormente, en Camino de Asturias contamos con la colaboración de una red de establecimientos de confianza, que se adaptan a las necesidades de cada peregrino, para asegurarnos del descanso y la tranquilidad necesaria al final de cada día.

Esperamos que nuestra guía de consejos del Camino de Santiago te sirva para emprender tu próxima gran aventura. No dudes en dejarnos tus impresiones en el apartado de comentarios o si lo prefieres, comunícate directamente con nosotros a través de este formulario de contacto. . El Camino te está esperando.. Ven y descúbrelo con nosotros. Gracias y buen camino.

#consejos #guía #CaminodeSantiago #CaminodeAsturias #peregrino #equipajecaminodesantiago

Aviso Legal   |   

 España 2018 © Camino de Asturias: Especialistas en el Camino Primitivo. Expertos en Asturias. 

 caminodeasturias@caminodeasturias.com

Agencia de Viajes Online (AV-300-AS)